“A los italianos les encanta la amabilidad de la gente de Menorca y que sea una isla limpia y tranquila”

Con 27 años dejó su Italia natal para perfeccionar el idioma español. Las casualidades la llevaron a Menorca. La isla la atrapó por completo, tanto que lo que más deseaba era encontrar trabajo aquí para todo el año. Otra casualidad hizo que empezara a trabajar como asesora inmobiliaria en nuestra empresa. Ahora es una gran embajadora de nuestra isla; trata a los clientes italianos como si fueran su propia familia y nunca le falta una sonrisa en los labios.

Nombre: Bice

Edad: 28 años

Lugar de nacimiento: TEANO ( ITALIA )

Lugar de residencia en Italia: MARZANO APPIO (PROVINCIA DI CASERTA – ITALIA )

Lugar de residencia actual: MAHON ( ISLAS BALEARES )

Estudios: LICENCIATURA en IDIOMAS

Profesión: ASESORA INMOBILIARIA en casas en menorca.com

Correo electrónico: bice@casasenmenorca.com

Instagram: b1ce

¿Cuándo y por qué decidiste ir a Menorca?

Bueno, la verdad es que fue un poco por casualidad. Después de licenciarme en Idiomas en marzo de 2015 no encontraba trabajo en Italia. Estuve una buena época enviando currículums todos los días y después de meses de búsqueda no obtuve ninguna respuesta; ni una entrevista de trabajo. Los meses pasaban y de cada día estaba más desilusionada. Una tarde, en enero de 2016, hablando con una amiga me aconsejó hacer una práctica en el extranjero para no perder el idioma. Fue aquella noche cuando decidí contactar con una agencia de Barcelona que te ayuda a buscar aquellas prácticas laborales que mejor se adapten a tu perfil. Yo decidí escoger unas prácticas en hostelería y también podía elegir entre diferentes destinos dentro de España. Todavía me acuerdo de las propuestas: Córdoba, Girona, Barcelona, Eivissa y Menorca. Dentro de estas cinco, la que más me apetecía era Menorca, la más desconocida de las Baleares, la isla tranquila y de la naturaleza. Así que me decidí por Menorca. No sé, era como si la isla me llamara.

El proceso de selección fue un poco largo. Tuve que hacer entrevistas en castellano e inglés y enviar el currículum a diferentes empresas para ver si mi perfil era el que buscaban. Finalmente, el pasado mes de abril me dieron respuesta desde un pequeño hotel en Mahón que había aceptado mi solicitud. ¡Ya podía reservar mi vuelo destino Menorca! Así, con un poco de incertidumbre, el 29 de junio del año pasado me fui para la isla, sola, sin saber precisamente dónde iba, con quién iba a vivir y qué esperar de todo eso.

¿Cuáles fueron las primeras impresiones al aterrizar en la isla?

Al aterrizar en la isla mi primera impresión fue: ¿Dónde he ido a parar? Claro, llegué por la noche, las estrechas calles de Mahón me parecían un laberinto y casi no había gente por la calle. Y eso me parecía raro al estar en pleno verano. Pero, después, de cada día más me iba enamorando de Mahón y de Menorca, de sus rincones, de sus playas y calas, de su tranquilidad y de su gente.

¿Ha sido complicado encontrar trabajo en Menorca?

La verdad es que no fui yo la que encontró el trabajo sino que fue el trabajo el que me encontró a mí. Pasó como algo mágico. A lo largo de los meses que estuve aquí haciendo mis prácticas en el hotel, solo pensaba en lo maravillosa que estaba siendo esta experiencia y que tenía ganas de seguir viviendo en la isla y de encontrar un trabajo diferente de lo que estaba haciendo que me diera la posibilidad de conocer  la isla también durante la temporada de invierno. Fue un día, algunas semanas antes de regresar a Italia, que el dueño del hotel donde estaba de prácticas me habló de la gerente de Casas en Menorca.com, Isabel Petrus. Ella estaba buscando una chica italiana. El verano pasado habían tenido bastantes clientes italianos en la agencia inmobiliaria interesados en comprar casas en Menorca por lo que Isabel quería invertir en eso: en ofrecer a los clientes italianos un servicio más completo y personalizado con alguien que pudiera entenderlos a la perfección y ayudarlos de la mejor manera posible. Así que yo estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado. ¡He tenido muchísima suerte en eso y doy las gracias cada día!

¿Qué es lo que más te gusta de la vida en la isla?

La naturaleza, la tranquilidad y la gente. Me gusta que cada temporada la isla es diferente y que ofrece muchísimas cosas para disfrutar también en otoño y en primavera. Por ejemplo, Menora tiene el Camí de Cavalls ( antiguo camino de caballos que recorre toda la isla ). A todos los que les encanta caminar y descubrir lugares preciosos, como yo, los meses más fresquitos son perfectos para ir de rutas de senderismo por los caminos naturales.

En Menorca también vive gente que no es nativa de la isla, hay gente que viene de la península, de otros países hispanohablantes o de otros países europeos  como Italia, Francia, Inglaterra… y esto ofrece la posibilidad de encontrarse con otras culturas, con gente muy diferente y de aprender mucho de cada uno.

¿Qué ofrece la isla a parte de playa y sol?

Menorca es una isla maravillosa, a parte de las playas que son fantásticas porque cada una es muy diferente de la otra, es la calidad de vida también que sorprende. Se vive bien, la gente es amable y siempre están dispuestos a ayudarte.

Para todos los que buscan una vida tranquila, Menorca es perfecta. Aunque muchos jóvenes se van porque la isla les queda pequeña y están un poco hartos de vivir en un lugar donde todos conocen a todos, esta misma razón es la que atrae a mucha gente, el hecho de que la isla acaba siendo un lugar 100% familiar, donde la gente te sonríe aunque no te conozca y te da mucho aunque no tenga nada.

¿Como asesora inmobiliaria especializada en el mercado italiano, qué tipo de propiedades son las más buscadas para este tipo de clientes?

Los italianos buscan sobre todo comprar chalets situados cerca de la playa con poca reforma que hacer, en sitios bonitos y que no sean caros. Pues como se dice en Italia “vogliono la botte piena e la moglie ubriaca”. Lo que vendría a significar que lo “quieren todo” o como decimos aquí: “Bueno, bonito y barato”.

Otros buscan apartamentos de playa y otros pisos en la ciudad, pero menos.

Los clientes italianos en general son muy exigentes y siempre intentan negociar el precio, buscan cosas de calidad y buenas ofertas. Muy pocos buscan algo para reformar.

Hasta ahora he atendido bastantes clientes italianos, la mayoría muy simpáticos y amables, vienen con muchas expectativas y mi primer intento siempre es atenderlos de la mejor manera posible y que se sientan como en casa. Nuestro trabajo es ayudarles a encontrar la casa de sus sueños, donde pasar momentos inolvidable con la familia, los amigos y disfrutar de la tranquilidad de la isla.

¿Qué crees que es lo que más les gusta a los italianos de Menorca y por qué deciden comprar una casa aquí?

Menorca es un pequeño paraíso en medio del mar Mediterráneo, bastante grande para descubrir cada día rincones diferentes pero no demasiado grande para perderse o necesitar muchas horas en coche para llegar a la playa. A los italianos les encanta tener todo esto al alcance de la mano. Además les encanta la amabilidad de la gente de aquí, que sea una isla limpia,  la tranquilidad y el hecho de no preocuparse por posibles robos e incivismo.

¿Qué requisitos se necesitan para comprar una casa en Menorca si eres residente italiano?

Lo primero de todo es sacarse el NIE, es decir, el número de identidad de extranjero que se tramita directamente en las oficinas de la Policía Nacional de la ciudad donde vas a comprar la casa. Nosotros siempre acompañamos a los clientes a las oficinas para sacarse el NIE, les informamos de los documentos que les van a pedir y les ayudamos a resolver cualquier duda o imprevisto que pueda ocurrir y actuar como traductores.

También hay que abrir una cuenta en un Banco de España porque el dinero tiene que salir de una cuenta española y todos los movimientos bancarios tienen que estar controlados. En este trámite también los acompañamos al banco. Muchas veces visitamos varios bancos y les presentamos algunos de los directores de las diversas entidades financieras para que escojan donde se sienten más cómodos.

Seguro que te acuerdas de tu primera venta. Háblanos un poco de esta experiencia.

¡Claro que sí! Era un día de febrero, si no me equivoco. Hacía frío pero había sol, este sol tan bonito que muchas veces hay en Menorca durante el invierno. Salía por primera vez con mi compañera de trabajo Eva que me acompañó a ver una casa para un cliente italiano, un hombre de Milán muy amable y encantador. ¡La casa estaba fatal! Necesitaba reforma completa pero era una casa encantadora, de estas muy típicas de Mahón con vigas vista y con un jardín precioso detrás. Al cliente le gustó mucho y enseguida se imaginó cómo quedaría la casa después de las obras. Así que salimos de la casa, fuimos a la agencia y la reservó. Esta fue mi primera venta. ¡La felicidad que sentí fue enorme!

¿Has coincidido con muchos italianos que residan en Menorca?

Si, con bastantes. Y la verdad que es gente muy amable y disponible. La mayoría de los que conozco son residentes en Menorca ya desde hace algunos años, tienen sus negocios. Muchísimos trabajan en la hostelería, son dueños de heladerías, restaurantes y hoteles también.

Dinos un lugar y una comida imprescindible que no se puedan perder los italianos que visiten Menorca.

La verdad es que hay muchos lugares con encanto en Menorca. No podría escoger solo uno.

Todos tendrían que visitar Monte Toro, la montaña más alta de Menorca  ( que es como una gran colina ) desde donde se tienen unas preciosas vistas panorámicas de la isla.

También recomiendo conocer,  por lo menos, una playa del norte y una playa del sur para así ver los contrastes que hay entre ellas. De la costa norte me encantan las playas de Pregonda y Cavallería y de la costa sur me gustan mucho las playas de Cala Mitjana/Mitjaneta y Macarella/Macarelleta. Preciosas pero muy diferentes.

También es imprescindible visitar la capital, Mahón. ¡Yo estoy enamorada! Con su puerto natural que es el más grande de Europa y el segundo más grande del mundo. Y comer tapas en el Mercat de Peix ( en la antigua pescadería de Mahón ). También recomiendo comer una buena fideua que es muy típica de Menorca. ¡Yo el año pasado engordé 4 kg en 4 meses! Pero menos mal que la isla ofrece caminos naturales para poder hacer deporte.

También recomiendo visitar Ciutadella y el Pont d’en Gil; el pueblo de Fornells donde comer una buena caldereta de langosta y Binibeca Vell con sus casitas blancas.

Los faros de Menorca son elementos muy particulares e impresionantes. A mí me sorprendió, sobre todo,  el faro de Favaritx y el de Cavallería.

One comment on ““A los italianos les encanta la amabilidad de la gente de Menorca y que sea una isla limpia y tranquila”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *