Vivir en un molino es posible en Menorca

casa de campo en un molino en menorca

Se trata de una de las propiedades más exclusivas de Menorca llena de historia, tradición y encanto. Este antiguo molino fue construido en 1902 en las cercanías de Sant Climent y es uno de los molinos de viento más altos de la isla. Ha sido reformado por un arquitecto menorquín y habilitado con mucho esmero como vivienda. La reforma se hizo aprovechando al máximo cada uno de los espacios y conservando la arquitectura y los elementos originales.

molino - casa de campo en menorca

La casa se encuentra toda en la planta baja y destaca por sus altos techos abovedados. Con 217 m2 edificados tiene tres dormitorios, dos vestidores, dos baños, moderna cocina, zona de comedor y un acogedor salón con altillo.

casa de campo en venta en menorca

Desde el salón se accede a la emblemática torre del molino que está distribuida en cuatro niveles. En cada nivel hay un descansillo con zona chill out y zona de lectura y escritura. El segundo nivel de la torre tiene salida a una gran terraza con unas magníficas vistas despejadas al campo y al pueblo de San Clemente que se encuentra a tan sólo unos minutos a pie de la casa. En el último nivel de la torre está la cúpula del molino perfectamente restaurada.

molino en venta en menorca

torre molino en venta menorca

La casa tiene más de 600 m2 de terreno  en el que podrás disfrutar de un amplio jardín con huerto, patio con pérgola y zona de barbacoa y un baño con ducha exterior.

casa de campo en molino en venta menorca

molino - casa de campo en menorca

Las aspas de este antiguo molino de viento se quedaron sin instalar porque al poco tiempo de su construcción se inauguró el primer molino de fuego movido por energía química. Es Molí de Foc ( “El Molino de Fuego” ) es ahora un conocido restaurante en el que podrás degustar suculentos arroces y probar cerveza de elaboración propia. Casualmente, también se encuentra en el pueblo de Sant Climent.

molinos en menorca

La isla de Menorca fue la primera de las Islas Baleares en tener molinos de viento, aprovechando la fuerza del famoso y característico viento de Tramontana. Por ello, Menorca cuenta con una larga tradición de molinos que son parte integral del paisaje rural isleño. Algunos de ellos actualmente se usan como museos, espacios culturales, restaurantes, etc. Lo que ya no es tan típico es encontrar un molino de viento adaptado íntegramente como vivienda. Se trata, sin duda, de una pieza única que ahora busca nuevos propietarios.

¿Podría ser tú el próximo dueño?

,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *